Grisela

Spread the love

Un día, Grisela se sintió triste y gris. Cogió un bote de pintura roja y se dijo: “Si me pinto de un color alegre, seguro que me pongo contenta”. Y así salió de casa, pero…

 

Comprar en Amazon

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *